Eran Menores, Imploraban por sus vidas, y aun así; LOS EJECUTARON SIN PIEDAD!

En La Guapa 95.3 FM de Greeley, Colo., hemos seguido muy de cerca la historia de dos menores de edad quienes fueron ejecutados a balazos al sur de Colorado, Springs. Desde los mediados de Marzo, y debió a la sensibilidad del caso, Este fue sellado y no se sabia nada al respecto hasta el día de ayer cuando los comunicados policiacos por fin nos dan mas detalles de los espeluznantes y horribles hechos en los que un grupo de maleantes le arrebato la vida, de una manera cruel y violenta, despiadada, y sin la menor compasión; a dos menores de edad quienes eran casi unos niños.

A continuación, una de las tragedias mas horribles perpetuadas a dos niños, quienes imploraban para que sus verdugos les perdonaran la vida, y aun así…,Estos fueron asesinados al estilo ejecución sin remordimiento, ni piedad!

Aquí la historia traída en español por www.LaGuapaRadio.Com:

Los dos adolescentes de Colorado Springs, asesinados a principios de marzo junto a una carretera en el condado del Paso, fueron alineados y asesinados al estilo ejecución donde fueron encontrados sus cadáveres a la mañana siguiente, según declaraciones juradas por los acusados.

Natalie Partida, de 16 años, y Derek Greer, de 15, fueron encontradas muertos a las orillas del camino rural Old Pueblo Road cerca de la Interestatal I-25 la mañana del 12 de marzo en el condado de El Paso.

Diez personas fueron arrestadas en relación a sus muertes durante las próximas semanas después de los sangrientos asesinatos, pero los documentos de la corte publicados el jueves sacaron a relucir los primeros y espeluznantes detalles  de lo que supuestamente llevó a sus muertes.

Las declaraciones juradas dicen que la jovencita asesinada se fue de su casa como “run away” “fugitiva” alrededor de las 8 p.m la noche antes de que fuera encontrada brutalmente asesinada un día después.

Ella fue reportada como una fugitiva al Departamento de Policía de Colorado Springs a las 8:30 de la noche, y un oficial llamo a su familia alrededor de las 9:44 p.m. avisándoles que ella se había ido con otro niño.

Después de que la policia comenzara una intensa búsqueda a travez de sus perfiles y de sus contactos en Facebook de los dos menores, la policía conectó a Gustavo Márquez con ambos adolescentes.

A través de otras entrevistas, la policía pudo asociar a otros con el atroz y violento crimen, lo que llevó finalmente a la detención de los 10 sospechosos.

Aunque muchos de los acusados en relación con los asesinatos dieron diferentes historias, los detectives fueron capaces de rastrear la ubicación del teléfono móvil de Márquez en la noche del 11 de marzo, y descubrió que había estado durante la noche en la misma zona donde los adolescentes fueron encontrados muertos a la mañana siguiente.

En otra entrevista, Alexandra Romero, amiga de Márquez, dijo a la policía que quería que Partida fuera golpeada por robarse  su bolso de mano en una fiesta, y otro hombre llamado José Rodríguez dijo que mataría a Partida por dicha ofensa.

La policía pudo ponerse en contacto con Márquez el 19 de marzo después de tropezar con el mientras deambulaba entre el tráfico, y el le dijo a los oficiales que tenía información sobre los asesinatos de Partida y Greer.

Marquez dijo que Marco García-Bravo había estado conduciendo su coche en la noche de marzo 11, junto con Diego Chacón quienes recogieron a los niños fallecidos, Partida y Greer, por sugerencia de Romero -quien quería que Partida fuera golpeada por robarse el bolso.

Según lo que Márquez dijo a los oficiales, Chacón apuntó un arma a la jovencita una vez que entró en el coche.

Ella Suplicó a Chacón por su vida, de acuerdo con la declaración jurada, y El le dio la oportunidad de “despedirse para siempre de su familia” prestándole un teléfono Cellular.

Una vez que llegaron al camino llamado Old Pueblo Road, de acuerdo con la declaración jurada de Márquez, los asesinos obligaron a Partida y Greer a salir del coche y les dijeron que tomaran la “posición de ejecución” antes de ser masacrados sin compasión ni piedad, y sin el mas mínimo remordimiento.

La declaración jurada dice que Márquez dijo a los oficiales que Chacón disparó a la Niña dos veces y esta cayó al suelo.

Según la declaración de Márquez, Chacón entregó el arma a García-Bravo, quien disparó al Niño Greer, quien también cayó al suelo.

La declaración jurada dice que García-Bravo disparó varios disparos más en la humanidad del niño para acabar de rematarlo.

Romero dijo que la Jovencita era el objetivo y que “Greer sólo fue asesinado porque estaba con Partida en la hora equivocada en el lugar equivocado”, según su declaración jurada.

Después de los asesinatos, Márquez, Chacón y García Bravo trataron de establecer una coartada para encubrir el crimen obteniendo gasolina en una estación de Colorado Springs Shell, luego regresaron a una fiesta en Colorado Springs para reunirse con Romero como si nada hubiera sucedido.

Ya dentro de la fiesta, en esa casa había varias personas y dijeron que vieron a Chacón con una pistola en la cintura.

De acuerdo con las declaraciones juradas, Chacón le dijo a Romero:

“¡Se han ido! ‘Diablo’ (García-Bravo) hizo uno y yo hice el otro “.

Márquez confirmó a Romero que “las cosas se salieron de las manos”, según la declaración jurada.

Romero dijo más tarde a la policía que creía que si no había pedido que Partida fuera golpeada en primer lugar, dijo que Partida -y Greer, tal vez seguirían vivos.

Agregó que creía que Chacón y García Bravo eran los asesinos, y que Márquez estaba involucrado porque era dueño de un auto, y Partida se había puesto en contacto con él sobre la necesidad de un paseo para conocer a su traficante de drogas.

Aquellos que se enfrentan a cargos, y los cargos en su contra, se enumeran a continuación:

Gustavo Márquez, 19: dos cargos de asesinato en primer grado; Dos cargos de secuestro de segundo grado; Robo agravado; Abuso infantil

Diego Chacón, 19: Dos cargos de asesinato en primer grado; Dos cargos de secuestro de segundo grado; Robo agravado; Abuso infantil

Marco García-Bravo, 20: Dos cargos de asesinato en primer grado; Dos cargos de secuestro de segundo grado; Robo agravado; Abuso infantil

Joseph Rodriguez, 18: Dos cargos de asesinato en primer grado; Dos cargos de secuestro de segundo grado; Robo agravado; Abuso infantil; Accesorio

Alexandra Romero, 22: secuestro de segundo grado; Accesorio

Angelito Prado, 22 años: secuestro de segundo grado

Breeana Dahlberg, 20 años: secuestro de segundo grado

Carlos Meza, 29: Posesión de un arma por un delincuente anterior

Alander Wilson, 43: Intentar influir en un servidor público; Informes falsos a las autoridades

Endo Velarde, 19: Intentar influir en un servidor público; Informes falsos a las autoridades

Prado ya se declaro culpable de Secuestro de segundo grado y fue sentenciado a cuatro años de prisión.

Algunos de los otros también han estado trabajando en arreglos de culpabilidad con el fiscal asignado al caso. Los acusados del asesinato  están programados para aparecer en la corte para seguir con las  audiencias preliminares el 17 de octubre, según registros del tribunal del condado de El Paso.

Hay más detalles por salir a la luz sobre el caso, pero las pesadas ediciones hechas al archivo criminal como – las declaraciones juradas- han obscurecido y  han ocultado ciertos detalles de la magnitud de esta horrible desgracia y acto de terror a nuestra juventud.

El cuarto fiscal del distrito judicial no aclaró esos detalles en una entrevista del jueves, citando una orden sellada de silencio en el caso.

Opinión: Cuando nuestra juventud cae en manos de las pandillas criminales y violentas, tenemos como resultado actos atroces y casi imposibles de digerir.  Actos que son el resultado de un mal que acecha a toda nuestra sociedad como un virus y como un cáncer que cada día crece y se propaga sin medida como su fuera una epidemia: El Mal de las Pandillas Urbanas.

También los grandes culpables de hechos como este, son las Leyes blandengues que protegen y perdonan a los menores de edad que aunque cometan una infinidad de acrimines, los castigos son, comúnmente, penas mínimas de probatoria comparadas solo con  bofetaditas con guante blanco.

El Resultado de estas leyes pasalonas y tolerantes, es una nueva generación de experimentados delincuentes quienes al cumplir su mayoría de edad, se convierten en peligrosos criminales a la orden de  los grupos pandilleriles mas peligrosos de nuestra region.

Hay un dicho que dice: “El Que mal empieza, Mal Acaba.”

El hecho de haberse involucrado con las personas incorrectas, llevo a estos dos niños a encontrarse cara a cara con la muerte.

Esperamos y que esta desgracia sirva de lección a las cortes de menores para que promulguen las leyes estupidas que le permiten que peligrosos criminales en potencia cometan cuanta fechoría se les pega en gana, teniendo muy poca o ninguna consecuencia por parte del sistema judicial de menores. Criminales que cuando llegan a la mayoría de edad, ya son verdaderos veteranos del crimen en los circuitos de las cortes de menores.

Los tiempos han cambiado. Ya no estamos en los años 50’s cuando estas leyes fueron escritas. Ahora estamos lidiando con peligroso grupos delictivos quienes seleccionan, endoctrinan, y entrenan a sus miembros pandilleriles para que estos cometan todo tipo de crímenes sabiendo, perfectamente, que el sistema judicial para menores jamas les castigara como se les castiga a los criminales mayores de 21 años.

Les mantendremos informados según tengamos mas detalles de esta trágica, triste, y desgarradora noticia.

Si te gusto la historia, regalanos un like, y comparte la nota con todos tus amigos y grupos de Facebook. Saludos! www.LaGuapaRadio.com